¿Cómo limpiar la lengua?

Mantener una buena higiene es fundamental para conservar la salud bucal. Esta parte del cuerpo es muy importante que se encuentre saludable y en muy buen estado, ya que a través de ella realizamos dos de las actividades más necesarias de la vida cotidiana, como la masticación y la fonación, por eso debemos limpiar la lengua a menudo.

Generalmente las personas suelen cometer errores cuando realizan la higiene bucal, estos traen consecuencias y daños que pueden ser irreparables. Las caras externas de las piezas bucales son las primeras que las personas cepillan, luego las caras de masticación, y por último las caras internas que, al igual que la lengua, es a veces olvidada.

La lengua es un órgano lleno de nervios, venas y vasos sanguíneos. Posee papilas y su superficie es rugosa y tiene pequeños pelitos los cuales diferencian los gustos y sabores de los alimentos que consumimos. La lengua sostiene los alimentos durante la masticación y luego los empuja para poder tragarlos, lo mismo lo hace con la saliva, y cumple muchas funciones más en las actividades de la vida cotidiana. La lengua nunca deja de trabajar y cumplir una función, por eso se debe limpiar como una parte más de la boca.

La lengua también se ensucia

Al realizar todas estas actividades la lengua esta expuesta a millones de bacterias y residuos que se acumulan sobre ella, puedes notarlo porque se forma una capa de color blanca o amarilla, en algún caso café o negro. Esto se debe a que las personas consumen alimentos que tiñen la esta capa así como sucede con los dientes. El consumo de café y de tabaco tiñe la lengua de colores oscuros.

Es realmente desagradable lucir una lengua de color blanca u oscura, pues una lengua sana y limpia es de color rosácea. Si las bacterias y residuos no son eliminados se produce el mal aliento y la enfermedad periodontal. Por eso a la hora de higienizar la boca no se debe olvidar limpiar muy bien la lengua. Durante el día debe enjuagarse varias veces la boca, así lograremos mantenerla libre de bacterias y tener un aliento fresco.

¿Cómo limpiar correctamente la lengua?

En algunos modelos de cepillos de dientes viene incluido un limpiador de lengua en la parte de atrás de las cerdas. También los venden individualmente en cualquier farmacia, o puedes limpiarla con las cerdas del cepillo.

Al principio esta actividad puede causar náuseas. En ese caso debes abandonar la actividad, esperar unos segundos y volver a intentarlo para no producir vómitos. Después de que te acostumbres a realizarla las nauseas desaparecerán o se producirán muy pocas veces.

Primero debes cepillar la lengua o rasquetearla con el limpiador sin añadir pasta dental. Para limpiarla completamente saca la lengua lo más que puedas y comienza a cepillarla muy suavemente para no lastimar las papilas y producir inflamación. Cepíllala de manera vertical.

Intenta llegar hasta lo más atrás posible, luego los laterales de ella y por debajo así la limpiarás completamente. Cuando sientas que se acumulo mucha saliva enjuaga la boca. Ahora cepíllala de manera horizontal y enjuaga. Cuando hayas terminado limpia el cepillo con agua caliente y vuelve a repetir el proceso de limpieza de lengua, pero añadiendo pasta dental de menta o eucalipto, esto ayudará a tener un aliento más fresco por más tiempo. Procura enjuagar bien la lengua para que no queden restos de pasta dental.

Te darás cuenta que tu lengua esta totalmente limpia cuando la capa blanca haya desaparecido, ya que eso eran residuos acumulados.

Si este órgano se infecta es posible que también se infecten las encías y la garganta. Además causa problemas en el sentido del gusto. Si quieres puedes añadir al agua de los buches y de los enjuagues una cucharadita pequeña de bicarbonato de sodio pues sirve para desinfectar la lengua.

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.