Manchas en los dientes: ¿Cómo acabar con ellas?

Una sonrisa blanca e impecable es estéticamente esencial en estos tiempos que corren. Los anuncios de televisión nos bombardean con imágenes de dentaduras ideales y por eso las manchas o decoloraciones dentales son uno de los problemas que más nos preocupan, especialmente a las mujeres.

Todos hemos pensado alguna vez que nos gustaría que nuestros dientes fueran de un blanco nuclear, pero antes de pensar en blanquearlos deberíamos entender qué provoca esas manchas, tratando de evitar las decoloraciones en la medida de lo posible. Vamos a ver las razones más importantes de las manchas dentales:

Decoloraciones internas

Son manchas que se presentan en el interior del diente y provienen o bien de la pulpa dental, de elementos de colores que mantienen en el interior de los dientes durante el desarrollo del mismo o bien, manchas externas que se filtran al interior del diente y lo tiñen.

Decoloración interna que se forma antes de la erupción de los dientes

Este tipo de decoloración dental puede ser causada por defectos genéticos que afectan a los dientes durante su formación y hacen que la superficie del diente a sea rugosa y porosa, por lo que los dientes pueden crecer ya con esas manchas. Un aumento de la absorción de fluoruro, o el uso de algunos medicamentos durante el embarazo o la primera infancia, como antibiótico de tetraciclina pueden producir este tipo de manchas.

También son frecuentes en casos de traumatismo durante el desarrollo dental o por enfermedades infantiles tales como la porfiria, la ictericia infantil, la deficiencia de vitamina, la fenilcetonuria, la anemia y otros trastornos hematológicos o de la coagulación, ya que los pigmentos de la sangre se mantienen dentro de la dentina del diente.

La solución para este tipo de casos varía en función de la causa, por lo que deberemos acudir al dentista para un estudio personalizado.

Manchas internas que se formaron después de la erupción de los dientes

Algunos medicamentos como el antibiótico de minociclina, especialmente indicado en niños y adolescentes, producen este tipo de manchas. Este antibiótico en concreto las causa por la reacción entre la minociclina y la pasta de dientes en los vasos sanguíneos dentales, lo que causa una decoloración interna que no se puede eliminar, incluso aunque el tratamiento se interrumpa.

Muerte nerviosa o necrosis pulpar

La muerte del nervio dental puede venir causada por una irritación bacteriana, mecánica o química de la pulpa. Estos trastornos internos del diente se traducen en una decoloración de la dentina y por tanto, en la aparición de manchas. Para prevenir esta decoloración debemos tratar los dientes con caries y los dientes dañados o rotos tan pronto como sea posible.

Caries dental decoloración de los dientes

La caries dentales pueden causar manchas en los dientes desde de un tono amarillo claro a un color negro. Estas decoloraciones provienen de los elementos bacterianos que causan la caries, que también se acumulan en la cavidad y penetran en el esmalte roto. Un tratamiento precoz de las caries evita este problema.

Los empastes dentales

La amalgama es uno de los materiales más comunes de relleno los dientes cariados. Por desgracia, la amalgama es una mezcla de origen metálico que contiene plata, mercurio y cobre, por lo que el óxido en condiciones orales producen sustancias muy oscuras que penetran en el diente y causan manchas de un color gris oscuro, bastante antiestéticas.

Debemos solicitar a nuestro dentista un tratamiento más estético si nos preocupan estas manchas.

Manchas por envejecimiento

El adelgazamiento del esmalte, el deterioro de la dentina, la acumulación de manchas y cambios en la composición de la saliva, hacen que el diente se pueda ver más oscuro con el tiempo.

Casi todas estas decoloraciones pueden ser tratadas por un especialista sin demasiada dificultad, salvo en el caso del cambio químico de la saliva, que resulta un problema algo tedioso de solucionar.

Placa y sarro

La placa y el sarro en la superficie del diente dan un color amarillo que desaparece tras una limpieza en el dentista.

Tabaco

El tabaco puede causar una decoloración profunda y muy oscura que incluso puede penetrar en el diente y se vuelve muy difícil de eliminar. Cuando se es un fumador habitual es muy importante tener una excelente higiene dental, para evitar que las manchas penetren en la dentina y se vuelvan permanentes.

Si ya se han producido, la mejor solución es el blanqueamiento dental.

Alimentos y bebidas

El consumo de alimentos y bebidas tales como café, té, vino tinto, las bayas, el curry y las bebidas de cola, pueden provocar la decoloración de la superficie. Estas manchas pueden evitarse si nos cepillamos los dientes justo después de consumir este tipo de bebidas y alimentos.

Las pastas de blanqueamiento dental pueden ser útiles en estos casos, pero debemos seguir las instrucciones para no dañar el esmalte.

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.