¿Qué es el sarro? Tratamientos para prevenir el sarro

¿Has visto alguna vez cuando alguien se sonrió que posee una capa amarilla sobre los dientes? Esa capa desagradable se debe a que la persona tiene adherido a los dientes sarro, también conocido como cálculo o tártaro dental.

La formación de sarro en la dentadura es uno de los problemas bucales más comunes que sufren las personas.

Este además de causar enfermedades juega en contra de la estética dental, ya que no es nada agradable ver una capa de color amarrillo o en algunos casos amorronada sobre las piezas dentales. Esta es otra de las causas que arruina la sonrisa y por eso cada vez más personas optan por evitar sonreírse.

Composición del sarro

El sarro es una mezcla de placa bacteriana, restos de alimentos y muchas bacterias que no fueron completamente eliminadas y se endurecieron. Esta se acumula de manera excesiva sobre los dientes, las encías, las prótesis o en los aparatos de ortodoncia y las sales minerales que contiene la saliva hacen que esta se endurezca. Por eso es que se sitúa en la parte de los dientes que estén mas cercas a los conductos salivales. Las caras inferiores de las piezas dentales y en el borde de las encías son las zonas más afectadas.

Después de que el tártaro dental se adhirió es muy difícil de quitarlo, aun más si tiene mucha cantidad. Lo único que puede desprender el sarro de la dentadura es un proceso realizado por el odontólogo llamado “raspado radicular“. Éste es indoloro y se utiliza un instrumento que pose la punta como un gancho para quitar el sarro. El tratamiento dura aproximadamente 1 hora.

Si no se quita lo antes posible, el cálculo producirá irritación, inflamación e infección en las encías y luego avanzará a la enfermedad de periodontitis, la cual produce la pérdida de los dientes.

La aparición de caries y el mal aliento (halitosis), son otra de las consecuencias del sarro. También retiene mucho más placa bacteriana y residuos. Al tener una superficie porosa, las manchas se adhieren fácilmente y con el tiempo la capa suele teñirse de colores más oscuros, más en las personas que fuman y consumen excesivamente café, vino y alimentos con colorantes.

También se producen molestias intensas y desagradables, la persona siente constantemente sabor amargo en la boca. Además esto arruina totalmente la imagen personal. Este da un aspecto a persona poco aseada y pulcra.

¿Cómo se puede evitar la aparición de sarro dental?

El sarro aparece por tener una mala higiene bucal. Es decir, que debe prestar mas atención en esa área. Quizás no este higienizando correctamente su boca.

El cepillado debe realizarse de forma vertical y no horizontal, ya que esto no elimina la placa sino que la adhiere y además desgasta el esmalte que protege las piezas dentales y luego sufrirá de otro problema bucal más llamado “sensibilidad de los dientes”. Debe asegurarse de eliminar completamente la placa bacteriana y los restos de comida.

Verifica si los instrumentos que utiliza para la higiene bucal son los correctos, y utilice los complementos para que la limpieza sea más intensa: seda dental encerada y enjuague bucal.

No olvide de cambiar el cepillo dental cada tres o cuatro semanas, y desinfectarlo con agua hervida después de cada lavado. También puede agregarle una cucharadita de bicarbonato de sodio al agua que utiliza para enjuagar luego del cepillado, además de desinfectar su boca la mantendrá fresca sin mal aliento.

Debe limpiar la dentadura después de cada comida, o al menos dos veces por día. En caso de que no pueda realizar el cepillado, enjuague su boca con abundante agua para eliminar las bacterias y los residuos de los alimentos.

Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.